En estado de Otaku.

Nota de la editora-

Cada uno tiene sus semanas. Esta fue la de un experimento. Digamos que la cosa fue así: tuve poco tiempo para sentarme  a alimentar la máquina tral desde mi humilde aporte. Asique cuando me tomaba mis cinco minutos, me ponía detrás de las ventanas y veía qué pasaba. Cómo siempre, vi a mucha gente hiperactiva, un grupo bastante cohesionado. Otras voces, esporádicas y que pocos retoman. Y yo. El experimento fue: cómo hacerme visible cuando ando invisible o mediante quiénes me hago presente. Qué tan sólidos pueden resultar las consideraciones cuando uno no va a la búsqueda, cuando no explicita que toma la palabra del otro, que ha pasado por algunos lugares, que ha estado en silencio pero estando presente. ¿Les cuento el resultado? ¿Me siguen  hasta el final?

1. En la semana, pensé un poco en la propuesta 5 de TRAL. Y si bien se trata de reflexionar sobre una red de vida lo que se nos propone, porque en definitiva, lo profesional nos dibuja la vida,  no pude sustraerme a mis andanzas webianas.

Asique pensándolo bien esto es el producto de una etapa muy particular de mis vivencias  como creo les debe suceder a todos. Ando en una cornisa de movimientos profesionales cuyos derivados puedo hacer y otros son los deseables.  Lo llamativo es que pensé más en la red virtual que en la real. Otra vez repito, la fuerza de la web.

Imagen

2. Días pasados estuve leyendo la reseña de un tal Seth Godin – y lo extraño es que llegué a él por una ruta paralela, tan paralela que horas después lo conocí por el aporte de TRAL- Nuestro especialista sostiene que esta época se caracteriza por la presencia del consumidor post-consumo saturado de ofertas y aboga por  “el arte de construir cosas en las que vale la pena fijarse, de las que vale la pena hablar”. Asique me puse a escudriñar en mis redes quiénes son los esmerados en ese marketing extraordinario del que todos hablan, o al que se va, ¿seducidos, quizá; atraídos o admirantes? La extraordinaria conclusión fue que aquellos que tienen presencia es porque están en la candela, no en el ojo de la tormenta, sí copando las redes, haciéndose presentes tomando a los otros, recuperándolos. Y ese es el motivo de la salud de la red: la irrigación.

Imagen

¿Y a qué viene esta cuestión del silencio y la escucha, la interacción  y el Otaku?

 3. “Otaku” es una palabra japonesa para definir algo que es más que un hobby y menos que una obsesión. Yo diría que el otaku es necesario para vivir. A su vez, que resultemos interesantes no es cuestión de ser raro, se trata de ser irresistible para  al menos una minoría, los que a su vez son retrasmisores,  de tener otaku ( eso vi esta semana entre muchos tejedores de red de aprendizajes ). Por otra parte quien vive con/ en Otaku  no  necesariamente tiene una sobrecarga de tareas, sino más bien que  hace lo que ama, con pasión, con garra, con bríos. Repito, ahora, a viva voz: eso observé en varios de mis colegas. Mucha gente con síndrome de otaku. 

Por mi parte, en esta etapa estoy con ganas de elaborar proyectos. Porque ocuparse de ellos nos habla de futuro, nos interpela en el presente y nos indaga sobre el pasado, aunque a mí poco me importa ya que creo que el valor que tenemos es lo latente, lo potencial, eso que va a venir porque nosotros lo procuraremos. El diseño de la red profesional en mi caso me indujo al concepto de cambiar la visión en realidad.

Navegar por los blogs de algunos colegas que hacen esta experiencia de intercambio me invitó a preguntarme cuánto me importa lo que digo que me importa o cuánto de lo que no me importa. También no sé por qué extraña razón concluí  que lo aburrido conduce al fracaso. Y que para sortear este obstáculo el remedio es ponerle pilas a un proyecto:  nos mantiene en movimiento, nos lleva y nos trae en ideas en inquietudes. 

llegar

Colofón

 Zig Ziglar, enunció un lema atractivo que nos viene de perlas.  Las metas son AMORES, un acrónimo que significa lo siguiente: Tener metas supone pensar , primero en la A” de que sean Alcanzables, segundo en  “M” de Medibles. -podemos medir el progreso realizado hasta su logro-, tercero en  “O” de Oportunas. -adaptadas a nuestro estilo de vida y resultar oportunas al mismo, cuarto en  “R” de Realistas. – oportunidad de ser alcanzada aderezada con la creencia firme de que lo logrará- y quinto “ES” de Específicas. 

Como creo en el amor y en las metas, y detrás de las ventanas vi un esbozo  de amor con el calor de las pasiones, me definí por generar, empezar. Necesito con urgencia un  Proyecto. Tengo dos opciones: sola, con riesgo de aburrirme y aislarme o con ustedes,   las personas de mi red, con un serio riesgo de acompañar, alentar, calentar los motores, aportar leña e incendiarnos en la pasión por hacer con y de la mano. Es un experimento. 

 ¿Vienen? ¿Vamos?

Hagamos el experimento. Otaku tral.

Ya juntamos mucho.

(Y thanks a lot por visibilizarme en el silencio Lorelí, Sergio y  Nancy! Son de naturaleza otaku)

Anuncios